Un recuento atrás.

Imagen

Parece mentira qué rápido pasa el tiempo a nuestros ojos. Cuantas veces he empezado de cero en estos años, todo por la lucha de mi sueño profesional y parte personal. Echando un vistazo a mi currículum me di cuenta que de un tiempo hasta ahora mi vida ha sido de todo menos estancada y es curioso que a pesar de no serlo, en ocasiones yo si me siento así. No sé cuando fue el punto de derrumbamiento, mas solo sé que mi estable vida se vio revuelta y no ha vuelto a la calma. Porque escribo esto, porque no lo hice antes o porque no dejo de hacerlo es sencillamente una demostración de cómo es de compleja mi vida. Habitualmente no sería de vuestro interés todo este post, por ende nunca lo leeríais pero hoy…

Todo está bien, nada va mal pero yo no estoy plena con un todo va bien, yo ansío mucho más. Ansío aventuras, locuras, apuestas a todo o nada doblando el todo, riesgo, ser y sentirme útil y que aprovecho todo mi talento, dar el máximo de mí en cada cosa que hago y hoy todo es un desequilibrio equilibrado, un “está bien” que no me sacia. Ni siquiera el materialismo me llena. Ir de tiendas es más deprimente y muestra mi insaciabilidad y el vacío que siento en ciertos aspectos.
Este 2014 me preguntaron que propósitos tenía a lo que yo respondí: Conocerme mejor a mí misma. Una risa fue la absurda respuesta del oyente. Conocerme a mi misma es tan o más importante que conocer a alguien. Y en mi intento de conocerme mejor que es en lo único que me voy sintiendo llena me doy cuenta de ciertas situaciones que no daba importancia y hoy la tienen. Tanto a terreno personal como profesional estoy en un momento de encarrilamiento. ¿Saber si el carril escogido hasta la fecha es el adecuado? Tengo ciertas dudas, más allá de las existenciales que siguen dándome la lata, y una de ellas es si dejar el mundo de la moda temporal o indefinidamente. ¿Por qué? Porque no acabo de avanzar, porque surgen cuestiones como si realmente tengo talento en esto, si realmente puedo vivir de ello y otras tantas. Siempre digo que hay que luchar hasta el último instante por lo que deseas y yo lo he hecho hasta ahora pero ¿y si yo ya llegue al límite? Me siento desmotivada en este ámbito y eso repercute en el personal también. Empiezo a tener una edad donde necesitas ser independiente en todos los aspectos, no por nada en especial, si no por sentirte realizado como ser humano. Este es uno de los motivos por el cual este blog está olvidado y apenas lo actualizo. Mis esperanzas en este futuro decaen. La cuenta atrás empieza.

Solo decir, que gracias por seguirme desde países como Argentina, Alemania, España, Inglaterra, Perú, Puerto Rico, Colombia, México, El salvador, Grecia, Guatemala, Chile, Bélgica.

Bienvenidos a los nuevos, es un honor llegar hasta tan lejos.

Gracias por la fidelidad a los viejos.

Anuncios

4 pensamientos en “Un recuento atrás.

  1. no te rindas nena! vales mucho, poco a poco todo fluye, con trabajo y esfuerzo! que sepas que puedes contar conmigo para lo que quieras, hablar, aconsejarte en lo que pueda, ayudarte con ideas o própositos nuevos. Vales mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s